Calidad de los terneros jóvenes

La aparición de la carne de ternera tiene su origen en el aprovechamiento óptimo de los subproductos procedentes de las explotaciones lecheras. Y es que una vaca no da leche si no pare un ternero cada año. Nosotros adquirimos nuestros terneros procedentes de las explotaciones lecheras cuando estos tienen al menos catorce días de vida.


Las primeras semanas de vida de los terneros son cruciales de cara a su posterior desarrollo y estado de salud. Por ello, adquirimos exclusivamente terneros vitales procedentes de las explotaciones lecheras. Esto significa que los terneros están sanos, han recibido suficiente calostro en la explotación lechera y pesan como mínimo 36 kilos. 



  • This site uses cookies
  • Hide this notification